Registro contable de los ingresos en una comunidad de regantes

En la facturación que realiza una Comunidad de Regantes a los usuarios, existen tres conceptos:

a) Venta de Agua del Pozo de Riego. Se factura todos los meses en función del consumo de agua.

b) Cuota Ordinaria, afecta a todos los comuneros. Se factura una vez al año.

c) También se incluye una cuota extraordinaria, solamente a los comuneros que rieguen por goteo. Esta cuota es para amortizar la financiación bancaria que se ha realizado para financiar las inversiones de riego por goteo. Se paga una vez al año.

Para saber el tratamiento contable que tenemos que darle a cada una de estas partidas facturadas por la comunidad, tenemos que dilucidar si cada uno de estos conceptos son ingresos o no, porque si alguna de estas cantidades puede ser considerada como compensatoria de un pago, entonces no se trata de un ingreso.

Vamos a intentar estudiar cada una de ellas.

La primera Venta de Agua del Pozo de Riego. En este concepto no hay duda de que se trata de un ingreso del ejercicio, y debe registrarse en una cuenta de ingresos.

La segunda Cuota ordinaria, afecta a todos los comuneros. Yo me imagino que es una cuota por pertenecer a la comunidad, y no tiene ninguna otra afectación, en este caso, también seria ingresos del ejercicio, registrándose en cuenta separada a efectos de información. Como se paga una vez al año, habría que ver el momento en el que se hace para efectuar la oportuna periodificación por meses, si se quiere tener información contable mensual.

La tercera: Cuota extraordinaria, solo la pagan los comuneros que riegan por goteo. Es para amortizar un préstamo para la financiación de las instalaciones del riego por goteo. Se paga una vez al año.

Aquí me caben dudas. Vamos a ver, si se trata de una cantidad que se recoge para recuperar una inversión que se ha hecho, por ejemplo, en el riego por goteo; en principio, todas estas cantidades se deberían registrar en una cuenta de subvenciones de capital en el patrimonio neto (ya que se trata de una subvención) e ir imputándolas al resultado proporcionalmente a la amortización de los activos.

Efectivamente, se trata de una subvención aportada por los comuneros para financiar todo o parte de las instalaciones por goteo, en consecuencia se trata de una subvención de capital para financiar un activo fijo que tiene la asociación.

El problema es que veo que no se percibe de golpe, sino año a año.

Habría que estudiar el número de años en el cual se va a percibir esta cantidad, para hacer una valoración del total, y determinar cuál sería el importe correcto a imputar a la cuenta de resultados de cada año en función de la amortización de las instalaciones.

Como el activo ya lo ha invertido la asociación y lo estará amortizando, quizá lo que se va recuperando cada año por los cobros podría muy bien registrarse directamente en una cuenta de ingresos del ejercicio, siempre y cuando no exista diferencia significativa al año con lo que realmente se tenía que haber imputado al ejercicio.

Esto es, si la cantidad que se recupera todos los años no es sustancialmente distinta de la subvención que realmente correspondería haber imputado al resultado, en el caso de que se hubiera registrado el total, y repartido proporcionalmente en función de la amortización de cada año; entonces, en aplicación del principio de importancia relativa, podría muy bien registrarse como ingresos del año directamente.

Caso practico tratado en el Diploma de Especialización Profesional Universitario en Experto Contable. Abierto plazo de matricula. Solicitada homologación al ICAC.

Un saludo muy afectuoso para todos los amables lectores.

 Gregorio Labatut Serer

Sin comentarios | Leído 2121 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *