Muchos delitos de blanqueo de capitales se hacen por imprudencia.

Esa fue una de las conclusiones a las que llegó el ex fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo, quien aseguró ayer que en España “se cometen muchos delitos de blanqueo de capitales por imprudencia y desconocimiento, y los empresarios deben adoptar protocolos que eviten una responsabilidad penal que conlleve multas, penas de cárcel y hasta la disolución de la empresa“.

Hay que decir que la Ley 10/2010 DE 28 DE ABRIL, DE PREVENCIÓN DEL BLANQUEO DE CAPITALES Y DE LA FINANCIACIÓN DEL TERRORISMO, incluye como sujetos obligados a los asesores fiscales, contables y auditores, quienes tienen una serie de obligaciones que cumplir. A este respecto Ignacio Gordillo, que participó en el primer desayuno de trabajo de ETEA-Loyola Alumni, señaló los riesgos que tienen las empresas de incurrir en responsabilidad penal con la actual ley, “porque el legislador español ha trasladado la responsabilidad de control a los empresarios, y deben ser ellos los que asuman medidas de prevención para que en el ámbito de la empresa no se cometan actividades delictivas”.

Finalmente, Gordillo recomendó a los empresarios una serie de “buenas prácticas” para evitar la responsabilidad penal. “Hay
protocolos y planes de prevención, de riesgos laborales, de riesgos fiscales y de riesgos medioambientales, que no impiden que se cometan delitos en el desarrollo de la actividad, pero que al menos garantizan que la persona jurídica no incurra en responsabilidad”.

Por ejemplo, la obligación anual de “formación de los empleados de la asesoría”, establecida en el art. 29 de la Ley. Su incumplimiento está tipificado como una falta grave, que puede acarrear multas para la asesoría cuyo importe mínimo será de 60.001 euros y cuyo importe máximo podrá ascender hasta la mayor de las siguientes cifras: el 1 por 100 del patrimonio neto del
sujeto obligado, el tanto del contenido económico de la operación, más un 50 por 100, o 150.000 euros. Mientras que para quienes, ejerciendo en el mismo cargo de administración o dirección, fueran responsables de la infracción, las multa
para cada cada uno de ellos será de un importe mínimo de 3.000 euros y máximo de hasta 60.000 euros.

Para evitar todo esto, la Asociación Española de Contabilidad y Administración de empresas (AECA), ha organizado el seminario
sobre “Los despachos profesionales ante el blanqueo de capitales
”. Tendrá lugar en Madrid en los locales de AECA, Calle Rafael Bergamín, 16-B, y se realizará el próximo día 29 de marzo en horario de 9,30 a 18 horas y se enmarca dentro de los curos de “aula de formación de AECA”, será a cargo del profesor Gregorio Labatut Serer.

 

Un saludo cordial para todos

Gregorio Labatut Serer

Sin comentarios | Leído 469 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *