Derogación de la libertad de amortización a partir del 31 de marzo de 2012 y limitación deducción de años anteriores no aplicada (Real Decreto-Ley 12/2012). Casos prácticos. | Gregorio Labatut Serer

Derogación de la libertad de amortización a partir del 31 de marzo de 2012 y limitación deducción de años anteriores no aplicada (Real Decreto-Ley 12/2012). Casos prácticos.

La Ley 4/2008, de 23 de diciembre (articulo 1º.12), estableció que las inversiones en elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas, puestos a disposición del sujeto pasivo en los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2009 y 2010, pudieran ser amortizados libremente siempre que, durante los veinticuatro meses siguientes a la fecha de inicio del período impositivo en que los elementos adquiridos entren en funcionamiento, la plantilla media total de la entidad se mantenga respecto de la plantilla media de los doce meses anteriores. La deducción no estará condicionada a su imputación contable en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Por lo que las inversiones que se realizaron en 2009 y 2010 gozaron de una libertad de amortización fiscal, sin necesidad de su registro contable, pero condicionada al mantenimiento de empleo durante los dos años siguientes.

Posteriormente, el Real Decreto 6/2010, de 13 de abril. (art. 6), amplió el plazo dos años más 2011 y 2012.

No obstante, el Real Decreto 13/2010, amplió la libertad de amortización a las inversiones en inversiones en elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas, puestos a disposición del sujeto pasivo en los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015, que podrán ser amortizadas libremente. La deducción no estará condicionada a su imputación contable en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Este último Real Decreto estableció que a partir del 1 de enero de 2011, la libertad de amortización se realizará sin exigir el mantenimiento de empleo.

Por lo tanto, tenemos que las inversiones realizadas en 2009 y 2010 estaban condicionadas al mantenimiento de empleo, mientras que las realizadas a partir de 2011 no se exige este requisito.

Pues bien, el Real Decreto-Ley 12/2012, estableció que a partir del 31 de marzo de 2012 (fecha de entrada en vigor de la Ley) queda derogada la libertad de amortizaciones establecida por el Real Decreto 13/2010.

Pero no solamente eso, sino que también, durante los ejercicios 2012 y 2013, estableció lo siguiente:

  1. Si durante los ejercicios 2009 y 2010 (periodo de libertad de amortizaciones con mantenimiento de empleo) no se hubieran aplicado totalmente las amortizaciones correspondientes, éstas se podrán aplicar durante 2012 y 2013, con el límite del 40% de la Base Imponible previa a su aplicación y a la compensación de Bases Imponibles Negativas.
  2. Si durante el ejercicio 2011 (periodo de libertad de amortizaciones sin limitación al mantenimiento de empleo), no se hubieran aplicado totalmente las amortizaciones correspondientes, éstas se podrán aplicar durante 2012 y 2013, con el límite del 20% de la Base Imponible previa a su aplicación y a la compensación de Bases Imponibles Negativas.
  3. Finalmente, si se trata de inversiones realizadas entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2012 (fecha de la derogación de la libertad de amortización), las amortizaciones correspondientes se podrán aplicar durante 2012 y 2013, con el límite del 20% de la Base Imponible previa a su aplicación y a la compensación de Bases Imponibles Negativas.

A partir de 2014 podrán aplicarse de forma libre sin limitación, siempre y cuando quede algo pendiente de las inversiones realizadas durante los años 2009, 2010 o 2011.

En el caso de que coexistan inversiones con derecho a libertad de amortización de ambas modalidades, en primer lugar se aplica la libertad de amortización con límite 40%, y posteriormente la libertad de amortización con límite del 20% pero sobre la Base Imponible ya minorada por la libertad de amortización ya aplicada. Esto conlleva algún problema de interpretación, pero el tema es que si una vez aplicado el 40% se agota totalmente la libertad de amortización de 2009 y 2010, se aplicará la del ejercicio 2011 pero con la limitación del 20 % (esto es si supera el 20 % no se aplicará). Lo veremos con un caso práctico.

El régimen transitorio también se aplica a inversiones en elementos nuevos encargados en contratos de obra con plazo de ejecución superior a 2 años.

Finalmente, a las Entidades Reducida Dimensión no se aplicará las limitaciones establecidas anteriormente.

 

Veamos dos casos prácticos.

Caso práctico 1.

Una sociedad que no es de dimensión reducida, realizó una inversión con libertad de amortización por 1.600.000 euros. No puedo aplicar la libertad de amortización en su momento por tener base imponible negativa. En el ejercicio 2012 tienen una base imponible positiva de 600.000 euros y en 2013 de 400.000 euros.

Tipo impositivo 30 %

Supongamos que la empresa realizó la inversión con libertad de amortización en:

Caso 1: Ejercicio  2010

Caso 2: Ejercicio 2011

 

SOLUCIÓN:

 

Caso 1:

Empresa no es de EDR y la inversión se hizo en 2010 (incremento de plantilla)

2012

2013

2014

 

 

Base imponible previa

         600.000

         400.000

(-) Libertad amortizaciones

-       240.000

-       160.000

-     400.000

Resto

40%

Base imponible previa

         360.000

         240.000

Tipo impositivo

30%

30%

Cuota integra

         108.000

           72.000

 

Caso 2:

Empresa no es de EDR y la inversión se hizo en 2011 (no incremento de plantilla)

2012

2013

2014

 

 

Base imponible previa

         600.000

         400.000

(-) Libertad amortizaciones

-       120.000

-          80.000

-     600.000

Resto

20%

Base imponible previa

         480.000

         320.000

Tipo impositivo

30%

30%

Cuota integra

         144.000

           96.000

 

Caso práctico 2.

Supongamos una empresa que tiene las siguientes inversiones con libertad de amortización, pendiente de aplicar:

-        Ejercicio 2010: 1.400.000 euros.

-        Ejercicio 2011: 540.000 euros.

La Base Imponible durante el año 2012 antes de la aplicación de las amortizaciones libres asciende a 2.000.000 euros.

Determinar la Base Imponible final en los siguientes casos:

  1. Se trata de una empresa normal.
  2. Se trata de una Empresa de Dimensión Reducida.

SOLUCIÓN:

Caso 1. Si se trata de una empresa normal, se tiene que aplicar la limitación correspondiente, del modo siguiente:

Primero se aplicará las amortizaciones pendientes de 2010, hasta el 40 % y posteriormente si se agotan, se tomarán las del 2011 pero hasta el limite del 20 % (de tal modo que si supera el 20 % no se aplicará).

40 % sobre 4.000.000 = 1.600.000 euros. Como la amortización de las inversiones de 2010 pendiente es de 1.400.000 euros, se aplicarán en su totalidad.

¿se puede aplicar algo del ejercicio 2011?. La limitación es del 20 % sobre 4.000.000 = 800.000 euros. Como se ha aplicado 1.400.000 euros (del ejercicio 2010) y supera el límite de 800.000 euros, con las amortizaciones de 2011 no se puede aplicar nada en el ejercicio 2012.

La Base imponible definitiva ascenderá a: 4.000.000 – 1.400.000 = 2.600.000 euros.

 

Caso 2. Si se trata de una Empresa de Dimensión Reducida, no se aplicarán estás limitaciones, ni en el ejercicio 2012 ni en 2013.

De tal modo, la Base Imponible definitiva ascenderá a: 4.000.000 – 1.400.000 – 500.000 = 2.100.000 euros.

Espero que haya sido útil.

Gregorio Labatut Serer

Director del Diploma en Especialización Profesional Universitario en Gestión Financiera y Contable de la Pyme. E-learning. Últimas plazas.

10 Comentarios | Leído 7386 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

10 Respuestas a “Derogación de la libertad de amortización a partir del 31 de marzo de 2012 y limitación deducción de años anteriores no aplicada (Real Decreto-Ley 12/2012). Casos prácticos.”

  1. Manuela dice:

    Muy útil sr. Gragorio.

    Gracias!

  2. jesus dice:

    buenos días, gracias por sus contribuciones que nos son muy útiles.
    Me surge una duda en este caso. En el Impuesto de Sociedades (modelo 200), la libertad de amortización generada en 2010 debió de aparecer en la casilla 310 “otros supuestos de libertad de amortizacion” que suponen una disminución de la base imponible lo que generó una mayor base imponible negativa (casilla 550 y 552). En el ejercicio 2011 no se informa en ninguna casilla de la libertad de amortización generada en 2010 y no aplicada, ya que dicha información aparecerá únicamente en la casilla 013 de la página 15 informando de las bases imponibles negativas pendientes de aplicar del 2010 (en la que se unifica tanto la base negativa de la actividad como la generada por la libertad de amortización).
    Teniendo en cuenta que las diferencias temporarias negativas que se generan en el año 2010 como consecuencia de la libertad de amortización originan en dicho año una mayor base imponible negativa ¿tenemos que “dividir” las bases imponibles negativas aplicadas en el ejercicio 2011 entre “bases imponibles de la actividad del 2010″ y “bases imponibles de la libertad de amortización de 2010″ a efectos de aplicar integramente las primeras y con los límites correspondientes las segundas? Muchas gracias

    • Hola Jesus:
      Mira, no, no es eso exactamente. El tema es el siguiente: En aquellos casos en los que la empresa no se dedujo toda la libertad de amortización en su día (en el año 2009, 2010 u 2011), entonces ahora, si se quiere deducir esa libertad de amortización pendiente, está limitada, tal y como he explicado.
      Pero, si en su día la empresa se dedujo la totalidad de las amortizaciones libres, y se quedó con bases imponibles negativas, ahora no se aplica esa limitación, solamente es para el caso de que no lo hubiera hecho en su día.
      La limitación que hay para deducirse bases imponibles negativas es otra, es la que se introdujo para las empresas que facturen más de 20 millones de euros. Se aplicará el 50 % de la base imponible previa se factura entre 20 y 60 millones de euros, y para más de 60 millones el 25 %, pero eso es otra limitación.
      Espero haber aclarado el tema.
      Un saludo
      http://gregorio-labatut.blogspot.com.es/

      • jesus dice:

        Muchas gracias por la respuesta.
        De todas formas entiendo que la mayor parte de las empresas que tenían derecho a la libertad de amortización la aplicaron y por lo tanto generaron más bases imponibles negativas (quizá aquellas que tuvieran deducciones que fueran a caducar prefirieron postponer la aplicación de la libertad de amortización, pero el resto de empresas lo lógico era consolidar unas mayores bases imponibles negativas).
        Gracias de nuevo.
        Un saludo
        Jesús Lorente

  3. Jorde dice:

    Sólo tengo una duda, si yo soy Empresa de Reducida Dimensión (ERD)

  4. Jorde dice:

    Perdón le di a publicar antes de escribir mi pregunta antes.
    Como decía tengo una duda, si soy Empresa de Reducida Dimensión (ERD) y adquiero un edificio en el año 2011 de forma que en ese año le aplico libertad de amortización tal y como nos dice el Real Decreto 13/2010 pero no lo amortizo todo. De forma que tal y como nos dice ahora en el Real Decreto-ley 12/2012 puedo seguir amortizándolo libremente ya que las ERD no se les aplica los limites del 40% y 20% respectivamente.
    Pero mi duda es, ¿hasta cuando puedo amortizar libremente este edificio? ¿hasta el final de su vida útil? (no creo ya que el periodo máximo de amortización son 100 años) ¿hasta el 2015? ya que el en el Real Decreto 13/2010 nos dice: ” Las inversiones en elementos nuevos del Inmov. Material puestos a disposición del sujeto pasivo en los periodos impositivos iniciados dentro de los años 2010,2011,2012,2013,2014 y 2015 podrán amortizarse libremente.
    Espero que me puedan resolver esta duda ya que por más que releo la ley no me queda claro. Gracias.

  5. lucia dice:

    Buenos días Gregorio

    Mi duda radica en qué cantidad tomar como “base imponible previa a su aplicación” en el caso en que tengamos que revertir como diferencias temporarias positivas libertades de amortización generadas en ejercicios anteriores y diferencias permanentes correspondientes a gastos fiscalmente no deducibles; es decir, por ejemplo:

    Resultado contable ajustado antes de impuestos: 100.000,00
    Diferencias permanentes(gtos fiscalm.no deduc.) 5.000,00
    Reversión libertad amort. 2009 +35.000,00

    En este caso, ¿cuál es la Base imponible previa a su aplicación sobre la que aplicar el límite del 20%? 100.000,00 o 140.000,00?

Enviar Comentario