Cierre fiscal y contable 2013: No deducibilidad del deterioro de las inversiones financieras en el capital.

 

Una cuestión que debemos tener en cuenta en el cierre de 2013 es que ya no van a ser deducible el deterioro que se produzca en las inversiones financieras en el capital de otras empresas.

 

Así lo introdujo la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras, que entre otras muchas medidas contenía la que comentamos a continuación.

 

De este modo, en el cierre fiscal de 2013, no será deducibilidad del deterioro de valor de las participaciones (tanto si cotizan como si no cotizan el mercados organizados) en el capital o fondos propios de entidades.

 

Tampoco será deducible las rentas negativas generadas durante el plazo de mantenimiento de establecimientos permanentes ubicados en el extranjero.

 

Con todo esto, se trata de evitar la doble deducibilidad de las pérdidas:

 

  • en un primer momento, en sede de la entidad o del establecimiento permanente que los genera, y,
  • en un segundo, en sede del inversor o casa central.

 

De este modo, se ha modificado el art. 14.1 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre sociedades (TRLIS) Gastos no deducibles, incluyendo a:

 

  • «j) Las pérdidas por deterioro de los valores representativos de la participación en el capital o en los fondos propios de entidades.
  • k) Las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de un establecimiento permanente, excepto en el caso de transmisión del mismo o cese de su actividad.
  • l) Las rentas negativas obtenidas por empresas miembros de una unión temporal de empresas que opere en el extranjero, excepto en el caso de transmisión de la participación en la misma, o extinción.»

    Finalmente, comentar que nos encontramos con una nueva diferencia temporaria positiva, ya que el valor contable y el valor fiscal del activo (inversión financiera en el capital) es distinta, origiando una nueva diferencia temporaria.

    Por ejemplo:

    Supongamos que en el cierre de 2013 de la sociedad INVERSA, pose una inversión financiera en acciones de la empresa  PROVERSA. El valor de la inversión fue por 10.000 euros, y al cierre del ejercicio existe un deterioro contabilizado por 4.000 euros por lo que el valor contable al cierre es de 6.000 euros (10.000-4.000).

    En el cierre del ejercicio 2013, existe una diferencia temporaria positiva por 4.000 euros, que originará la aparición del Activo por diferencia temporaria deducible. (supongamos que el tipo impositivo es del 30 %). Por lo que el activo diferido será por: 30 % sobre 4.000 = 1.200

 

1.200 (4740) Activo por diferencias temporarias deducibles (6301) Impuesto diferido 1.200

 

 

 

Supongamos que en el ejercicio siguiente esta inversión se vende por su valor contable 6.000 euros. Obviamente el resultado contable será cero, pero el resultado fiscal será una pérdida de (6.000 – 10.000) 4.000 euros. En este momento, se produce la reversión de la diferencia temporaria porque fiscalmente será deducible 4.000 euros y la compensación del activo diferido. El efecto impositivo: 30 % sobre 4.000 = 1.200 euros.

 

1.200 (6301) Impuesto diferido (4740) Activo por diferencias temporarias deducibles 1.200

 

 

 

Espero que haya podido ser de ayuda.

 

Un saludo cordial para todos.

 

Gregorio Labatut Serer

 

Director de los siguientes diplomas OnLine con título propio de la Universidad de Valencia:

 

 

 

– Diploma en Auditoría de Cuentas. 3ª Edición. E-Learnig. Título propio de la universidad de Valencia. Homologado por el ICAC para el primer examen de acceso al ROAC.

 

http://postgrado.adeit-uv.es/auditoria-cuentas

 

 

 

– Diploma de Especialización profesional Universitario en Experto Contable 5ª Edición. E-Learning. Título propio de la Universidad de Valencia. Homologado por el ICAC para el primer examen de acceso al ROAC. http://postgrado.adeit-uv.es/experto-contable

 
– Diploma de Especialización profesional Universitario en Gestión Financiera y Contable de la Pyme. 11ª Edición. E-Learnig. Título propio de la Universidad de Valencia.

 

Abierto plazo de matrícula curso 2013/2014:

 

http://postgrado.adeit-uv.es/gestion-financiera-pyme

 

 

 

4 Comentarios | Leído 2005 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

4 opiniones en “Cierre fiscal y contable 2013: No deducibilidad del deterioro de las inversiones financieras en el capital.”

  1. Cris dice:

    Buenas tardes;

    Se me plantea una duda respecto a la parte final del post. Si en aplicación de la modificación del nuevo artículo 14 no es deducible la pérdida por deterioro, fiscalmente no serían deducibles esos 4.000 euros no? No logro comprender si han pasado a ser no deducibles, se haga la reversión del asiento.

    Muchas gracias y aprovecho para darle la enhorabuena por el blog, es de suma utilidad y muy interesante!

    Gracias;

    1. Cris: No son deducibles las pérdidas por deterioro, eso no se aplica a aquellas carteras (por ejemplo) la cartera de negociación donde se aplica el valor razonable, al alza o a la baja. Ahí no hay deterioro y no se aplica.
      Un saludo.
      Gregorio

  2. carlos dice:

    Sr Labaut, ¿esto se aplica a inversiones de la empresa en fondos de inversión por ejemplo?
    Gracias.

    1. Solamente a los deterioros, si el incremento o disminución de la cartera proviene de la aplicación del valor razonable (cartera de negociación) no se aplica.
      Un saludo.
      Gregorio Labatut Serer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *