¿Cuál es el valor de Facebook?

Una vez más nos encontramos con un problema de valoración de empresas. Parece ser que Facebook quiere salir a la bolsa de Nueva York en mayo, y como consecuencia de ello es necesaria una valoración de la empresa para determinar el precio de salida de las acciones.

Parece ser que existe una valoración que la sitúa en 100.000 millones de dólares (75.815 millones de euros), pero evidentemente, esta valoración depende del crecimiento futuro de su negocio.

Como sabemos, uno de los métodos de valoración generalmente aceptados es el del descuento de flujos de
caja de tesorería
.

Se trata básicamente de realizar una estimación de los flujos de caja futuros de la empresa y descontarlos (valorarlos) al momento actual mediante una tasa de descuento, denominada el Coste Medio Ponderado de Capital (en inglés Weighted Average Cost of Capital, WACC).

La estimación de los flujos de caja futuros de la empresa depende del crecimiento de ésta, y por tanto, del nivel de sus ingresos. Parece ser que Facebook generó unos ingresos en 2011 de 3.700 millones de dólares, lo que supone un 88 % más que en 2010, pero menos de la mitad de lo que creció en los dos ejercicios precedentes.

Puestas así las cosas, se planteó algunas dudas sobre el ritmo con el que progresa el negocio de la red social, cuestión fundamental para poder estimar los flujos futuros de caja de la compañía.

Un vez más la valoración de empresas es un tema de plena actualidad en el mundo financiero.

El problema fundamental se centra en que el método de valoración descrito se basa (entre otras cuestiones) en la estimación futura de los flujos de caja y, por ende, en sus posibilidades futuras de crecimiento. Pero no deja de ser una estimación y nadie tenemos una “bola de cristal” de predicción futura.

Un saludo cordial para todos los amables lectores

Gregorio Labatut Serer

 

1 Comentario | Leído 145 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Un comentario en “¿Cuál es el valor de Facebook?”

  1. Gary dice:

    Siempre me ha fascinado el concepto del “precio justo”. Mucha gente , entre ellos muchos empresarios, fruncen el ceño, sorprendidos, cuando se les explica la enorma carga de subjetividad de una valoración.

    La teoría dice que el precio de la acción de una empresa refleja la suma de todos los pagos futuros en concepto de dividendos (que incorpora la dilución de los dividendos esperados debido a la depreciación en el tiempo del dinero). Por lo tanto, el precio actual de una acción, refleja toda la capacidad de generación de ingresos futuros de la compañía en cuestión. En cierto modo, lo que está implícito es que se puede obtener ahora el valor total en efectivo, valor que es equivalente a la cantidad que la empresa ganará en los próximos 10-15 años. Así que el mero acto de la venta de la participación realiza este valor futuro y, así, se obtiene el ingreso que el mundo real aún no ha producido. Todo ello envuelto en un rechazo casi celoso de la incertidumbre en torno a si el futuro resultará mejor o peor de lo esperado. La teoría dice que el precio actual es un reflejo completo y verdadero del futuro.

    Fabuloso! Las finanzas han sido capaces de trascender el tiempo, la alquimia y la telepatía, y todo ello en un simple movimiento.

    Saludos

Deja un comentario

*